Líder de munícipes demanda mayor atención para proteger a candidatos, especialmente en Oaxaca

Sólo una coordinación eficaz con los gobiernos estatales y el federal y mayores recursos económicos para los municipios, permitirá reducir la inseguridad de quienes viven en esas jurisdicciones e impedir el asesinato de ediles y candidatos, dijo Francisco Javier Castellón Fonseca, nuevo presidente de la Asociación de Autoridades Locales de México AC (Aalmac).

En entrevista, el alcalde de Tepic y ex rector de la Universidad Autónoma de Nayarit, destacó que es importante establecer una política de seguridad que no deje a los ayuntamientos solos frente al crimen organizado. Sea con mando mixto o único, estas entidades deben tener protección de las autoridades estatales y federales, si no, quedan indefensas ante los grupos criminales.

Sobre las precarias condiciones que tienen los municipios en seguridad, señaló, por ejemplo, que en San Blas –puerto turístico– apenas cuentan con 20 policías y una patrulla.

Expuso que más de la mitad de los municipios se encuentran en condiciones similares, lo que les impide garantizar la mínima seguridad.

Castellón Fonseca demandó atención especial para las zonas de mayor conflicto, como los estados de México, Guerrero, Oaxaca y Morelos, donde han sido asesinados alcaldes y candidatos.

El dirigente de autoridades locales surgidas del PRD agregó que al tiempo que se genere una política de seguridad que no deje solas a estas jurisdicciones, debe haber inversión social, en rubros como educación y cultura, para enfrentar de raíz la pobreza, la cual hace que los jóvenes opten por delinquir.

Advirtió que si se deja solos a los alcaldes, sin coordinación con los gobiernos estatales y federal y sin protección, habrá zonas donde quien menos gobierne sea el Estado mexicano.

Demandó que se restituya a los municipios los recursos que se les han recortado en los últimos años, pues esa carencia implica afectaciones en los servicios públicos, como alumbrado, recolección de residuos y agua potable.

Entrevistado el viernes antes de rendir protesta como presidente de la Aalmac, Castellón Fonseca acusó insensibilidad de funcionarios federales para resolver temas relacionados con los ayuntamientos. Hay un nivel de desprecio en el trato a los munícipes, los cuales, si no están acompañados de sus gobernadores, no pueden realizar gestiones para sus jurisdicciones.

 

La Jornada