Caro Quintero ‘narco de narcos’ toma control del Cártel de Sinaloa

El documento revela que Caro Quintero e Ismael ‘El Mayo’ Zambada, el narcotraficante más buscado por las autoridades mexicanas, mantienen el control de la organización sinaloense, escisión del cártel de Guadalajara.

“Líderes del Cártel de Sinaloa que operan bajo el ala de Joaquín Guzmán Loera, Ismael Zambada García y Rafael Caro Quintero mantienen jefes de célula en Phoenix, Arizona para supervisar el distribución de drogas ilegales en la región”, detalla el informe.

Dice que las cabezas de la organización —incluyendo a Caro Quintero— coordinan el transporte de drogas ilegales que parten desde Phoenix, Arizona, hacia varias ciudades de Estados Unidos.

En el reporte denominado National Drug Threat Assessment incluso colocan a Caro Quintero nuevamente en el organigrama del Cártel de Sinaloa, junto con ‘El Mayo’ Zambada y los capos encarcelados Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán y Dámaso López ‘El Licenciado’.

Caro Quintero pasó 28 años en prisión por el secuestro y asesinato de Enrique Camarena, un agente de la DEA quien investigaba las operaciones del cártel.

En febrero de 1985 Camarena y un piloto llamado Alfredo Zavala fuero torturados y apaleados hasta la muerte. Ese mismo año Caro Quintero fue detenido en Costa Rica.

En agosto del 2013 fue liberado —con una serie de órdenes de aprehensión pendientes luego de su preliberación por un tecnicismo legal— y Caro Quintero dijo a la revisa Proceso que tendría que refugiarse en la sierra del norteño estado de Sinaloa, donde creció.

El también fundador del Cártel de Guadalajara contó que desde su excarcelación, se encontraba prófugo con ayuda de gente que vivía en las montañas y de dos pistoleros que lo cuidaban.

Desde entones diversos medios habían manejado información que arrojaba que en cuanto salió de prisión, Caro Quintero regresó a su rol en la organización de tráfico de drogas.

“Todo es falso, son mentiras”, contestó Caro Quintero en ese entonces a la revista mexicana. “Yo dejé de ser narcotraficante en 1984 y nunca lo volveré a ser. No quiero nada que ver con el tráfico de drogas”.

Aunque la versión de su regreso al negocio de la droga, se confirma hasta el día de hoy, con el informe desclasificado por las autoridades de Estados Unidos.

 

Vice News