‘Luis Rey hacía las aberraciones más terribles’: Andrés García

La amistad entre Luis Rey, el papá de Luis Miguel y Andrés García, se dio cuando el cantante era un pequeño y Andrés ayudó a toda la familia a que no se quedaran sin casa y les pagó la renta en la misma privada donde vivía él.

Esa historia ha salido a la luz gracias a Luis Miguel: La Serie, en donde García forma parte de la familia del cantante y también fue una pieza clave para que El Sol grabara su primer disco gracias a a la amistad de García con el que era jefe de la policía capitalina El Negro Durazo, un hombre corrupto, mafioso y con un historial criminal que terminó incluso con rumores de ser el causante de la desaparición de Marcela Basteri, quien, se dice, tuvo una relaciòn con Durazo y de ahí nació Sergio, el hermano pequeño de Luis Miguel.

Ahora se sabe que Andrés García poco a poco se fue distanciando de Luisito Rey, porque como él afirma, era una persona mala, violenta y malagradecida. Y aunque por respeto a Lusi Migueol no ha querido saber de todas esas cosas que él sabe, en entrevista con El Universal, habló de la persona en que se convirtió el que fuera su amigo: “Era una mala persona, hacía las aberraciones más terribles que da hasta vergüenza mencionar”.

No comentó qué fue exactamente lo que le hizo Luis Rey para que cortara su relación con él, pero sí dejó en claro que siempre trató de ayudar a “El Sol”.

“Yo intenté ayudar a Luis Miguel lo más que pude pero después de que corté yo la relación con Luisito Rey creo que él bloqueó mi relación con Luis Miguel, (no sé) qué le habrá dicho, antes se comunicaba conmigo. Ya luego Micky empezó a no comunicarse conmigo, quién sabe qué le habrá dicho porque así era Luis Rey, manipulador y acaparador, hacía lo que fuera con tal de bloquear a la gente”.

 

 

Andrés García explicó que tiempo después volvió a ver a Luis Miguel y lo ayudó en lo que pudo. “Ya no le pareció a Luis Rey que yo quisiera más a Luis Miguel que a él, porque yo ya no lo quería, era una mala persona”.

En otra entrevista, Andrés García aseguró que Luisito Rey le pidió al “Negro” Durazo que lo ayudara a desaparecer a Marcela Basteri.

A Marcela Basteri la recordó como una “mamá cariñosa, encargada de su casa, ocupada siempre, amable y educada”.

Ahora Andrés García declaró la semana pasada que Luisito Rey pidió a Arturo El Negro Durazo —en ese entonces jefe del Departamento de Policía y Tránsito del DF— desaparecer a la madre de Luis Miguel.  “(Luisito Rey) era mala persona, era un perfecto hijo de su pelona, él no respetaba a nadie, tomaba ventaja de todo el mundo, unas cosas muy sórdidas que quería hacerle unas barbaridades a Marcela, terribles, y yo le dije no, yo no puedo hacer eso”, dijo el actor en entrevista con el programa radiofónico Todo para la mujer.

Al ser preguntado sobre el tipo de “barbaridades” que cometía contra Basteri, como golpearla o desaparecerla, Andrés García respondió: “Peor que eso, ya de hecho se lo había pedido él a Durazo, y Durazo me dijo a mí ‘Oye, este cabrón anda pidiendo hacer eso’, y le había comentado él a Durazo que después me iba a pedir ayuda a mí y Durazo le dijo que no”.  Según relató el actor, cuando Luisito Rey se lo platicó a él, le respondió: “Esto es una barbaridad, maestro, cómo vas a hacer eso, es más se lo voy a decir a Luis Miguel ahora que venga”. García aseguró que cuando se lo platicó al intérprete, éste se mostró apenado. “Qué vergüenza me hace pasar mi padre”, dijo García que le respondió El Sol.

 

El papá de Luis Miguel,  Luis Rey, era mucho más malo de cómo lo presentan en la serie de Netflix, declaró Hector Suárez Gomis quien en la infancia convivió con Luis Miguel.

“Fui a una cena que me invitó, organizada por su mamá (Marcela Basteri), ya cuando había nacido Sergio (el tercer hermano del cantante), con una comida deliciosa. Fui y estaba muy molesto, porque ahí estaba un grupo italiano muy famoso, Richie e Poveri (Ricos y Pobres).
“Créeme que a él lo ponen 30 veces menos malo de lo que era. A nadie nos caía bien y tenía una energía espantosa”, relató el junior del veterano histrión Héctor Suárez.

Caso totalmente opuesto era la madre del intérprete, Marcela Basteri, de quien se desconoce su paradero. “Su mamá, Marcela, era un ángel, divina, todo mundo en la privada la queríamos. Nos hacía un platillo de espagueti con no sé qué para todos los chavos”, rememora.

Fue precisamente Gomis el “culpable” del romance entre Luis Miguel y Stephanie Salas, pues él presentó a ambos en una cena en casa de Micky en el verano de 1985.

Precisa que él y la nieta de Silvia Pinal grababan un programa y Luismi le llamó a la cabina del foro para invitarlo a cenar.
“Ella se enteró y me dijo que lo quería conocer. Le pregunté a él y me dijo que sí. Fuimos los dos y se la presenté”.
Asegura que la relación entre ellos no fue como se relató en el episodio más reciente de la producción dirigida por Humberto Hinojosa y Natalia Beristáin, en el que se ve cómo Mariana Yazbek (interpretada por Paulina Dávila) sorprende en la cama al cantante (Diego Boneta) con Sophie -en alusión a Stephanie- (Pilar Santacruz).

“Micky y Stephanie salieron durante mucho tiempo y jamás se consoló con ella una noche y mucho menos después de Mariana. (La historia) está mal contada cronológicamente”, dijo.

“Me acuerdo muy bien en aquel año (1985), de Viña del Mar, del Grammy y del segundo lugar en el Festival de San Remo, en esa época se conocieron los dos. Por lo tanto, lo que dice Stephanie es verdad”, indica Suárez Gomis, en referencia al comunicado que ella envió argumentando errores que afectan su imagen.
Incluso, Suárez Gomis puntualizó que aunque se dice que es él quien golpea al protagonista en un capítulo durante su niñez y lo llama maricón, entre ambos nunca se dieron tales situaciones.