¿Cómo fortalecer tu autoestima?

No se necesitan afirmaciones positivas.

En lo referente a la salud mental siempre es importante tener una autoestima sana. Obviamente no es buena idea tener el tipo de amor que Kanye reserva para Kanye, pero tener una visión positiva de ti mismo o de lo que contribuyes es un buen punto para estar.

De hecho, según la psicóloga clínica y directora de Armchair Psychology, Amanda Gordon, tener una autoestima sana es la clave para tomar decisiones e interactuar con la sociedad.

“La autoestima se trata de sentirse bien con respecto a uno mismo. De tratarse con respeto”, Gordon dijo al HuffPost Australia. “Implica conocimiento de uno mismo y del valor que se tiene de uno”.

“La autoestima se trata de sentirte suficientemente bien para depender únicamente de tus opiniones y juicios”.

Sin embargo, no todos resultan bendecidos con esto. Los síntomas de una autoestima baja incluyen el odio o el disgusto por uno mismo, sentir que uno no vale nada, culparse por cosas que no son culpa de uno, incapacidad para reconocer fortalezas e indecisiones.

“La gente con baja autoestima tiende a seguir a la manada”, dice Gordon. “No cree en su propia opinión”.

“Si no tienes autoestima no te respetas a ti mismo, no te valoras. Y lo que acaba por suceder es que dejas tu propia felicidad para el último”.

Según Gordon, las razones detrás de tu baja autoestima pueden variar, y puede deberse a circunstancias pasadas o actuales.

“Algunas veces la autoestima de la gente es baja porque tuvieron una niñez en la que no fueron valorados”, dice. “O momentos en sus vidas en las que no fueron valorados”.

“En ocasiones tienes que regresar en el tiempo y reconsiderar lo que pasó en algún momento de tu vida”.

“En otras circunstancias, la gente se siente afectada por lo que le ha estado sucediendo en situaciones más recientes. Por ejemplo, tu autoestima puede dañarse si alguien te está molestando. O si por algún motivo no te va bien en el trabajo o en algo en lo que has estado trabajando mucho”.

Cualquiera que sea el motivo, afortunadamente no se trata de algo en lo que debas permanecer para siempre. Existen acciones que puedes tomar para fortalecer tu autoestima y encontrar el buen camino.

En primer lugar, mira alrededor y busca todas las cosas positivas que hay en tu mundo.

“Yo empezaría buscando las cosas buenas de mi vida”, dice Gordon. “Pregúntate, si te ha pasado algo bueno hoy, qué te hace feliz de tu vida”.

Gordon también dice que las afirmaciones positivas pueden ayudar, siempre y cuando queden allí.

“Las afirmaciones son buenas pero necesitan un contexto”, dice. “Es poco probable que sólo con eso se resuelva algo”.

De hecho, algunos psicólogos recomiendan evitarlas.

“Las afirmaciones positivas son como calorías vacías. Puedes decirte que eres grande pero si no lo crees tu mente negará la afirmación y terminarás por sentirte peor”, el psicólogo y escritor Guy Winch escribió para Psychology Today.

“Las afirmaciones sólo funcionan cuando caen dentro del rango de la credibilidad y para la gente con baja autoestima normalmente no funcionan.

Lo mejor que puedes hacer para arreglar tu autoestima es tomar un riesgo. Esto podría resultar contraproducente porque sería lo último que tiene ganas de hacer alguien con baja autoestima, pero Gordon dice que es importante perseverar.

“Creo que tomar un riesgo e intentar algo y sobrevivir es lo mejor que se puede hacer”, dice ella. “Se trata de hacer algo que no tenga que ver con el éxito y sí con hacer algo”.

“Sal de ti mismo. Trata de hacer algo por los demás. Toma riesgos. Intenta algo nuevo.

“Se trata de medir el éxito de una manera diferente a cómo lo has hecho en el pasado”.

Finalmente, si no lo aguantas o eres incapaz de verte bajo una luz positiva, Gordon recomienda buscar ayuda profesional.

“Si crees que tu baja autoestima te detiene, si no tomas riesgos en tu carrera o no crees que eres lo suficientemente buena como para salir con alguien que te lo pidió, yo buscaría ayuda psicológica”, dice. “Hay tantas cosas que podemos hacer para ayudarte. No quiere decir que tengas que estar en terapia para siempre. Pero puede ayudarte a tener un camino más fácil”.

* The Huffington Post México